MI ESTRELLA DEL SUR

Jose Maria Mares Pulido (Jotaeme)

22 de Julio de 2004

¿Sería posible ver tu luz junto a la del sol?
el día necesita una cara y su cruz
y puesto que el día es deslumbrado por el sol
conviértete en cara, quiero que seas una cara
sin boca pero con labios, sin mirada
pero con dos luces que llaman ojos
con gracia pero sin resultar ofensivamente graciosa

Qué sería de mí si por las noches no me arroparas
pero ayer me di cuenta que no todos los viernes
te asomas a ver si duermo en tus brazos, no
igual que las largas horas tristes, tienes cuatro partes
multiplicando tu cara por cuatro

La más bella se llama llena y la más egoísta
por ser la que menos se deja ver, es nueva
nueva porque muere en la oscuridad
y con las semanas nace otra vez

Ya te desnudaste una vez, pero como tu amor es tan variable
no puedo amar a cuatro rostros diferentes
sería como amar a cuatro mujeres al mismo tiempo
oh Dios no quiera que caiga en ese tremendo pecado

Me olvidé del dinero, de la cara y su cruz, de la luna y su sol
ahora lo doy todo por una única mirada, unos labios invisibles
algo más gracioso, pues brilla mucho más

Tengo una estrella allá en el sur que me mira
he venido a ponerle nombre, el nombre de mi amada
que todavía vive su amor en mí
si los astros no me engañan, esta estrella seguirá brillando
y apareciendo cada noche mientras haya esperanzas

Me mira y brilla, Nitta te llamaré
y de tu luz saldrá mi camino de flores
mi norte estará al final, tu apoyo detrás
y tu amor bajo el brazo para agarrarlo con fuerza

Mi estrella del sur nace cada noche a la misma hora
antes de que la luna me despiste
ella está ahí para mostrarme que ella sí que es libre
y esto es bien cierto, pues cuando la conocí
estaba en su soledad, qué curiosos nuestros destinos
cuando yo tenía riñas con mi soledad
ella disfrutaba de la suya

Estoy esperándote, oh Nitta
asómate por tu ventana para que pueda
besarte con el corazón, pues no hay labios en tu rostro
pero si intensidad en tus actos

Cuánto ardor hay a tus pies, todavía el sol hace su retirada
hoy no tiene prisa, pues tiene celos, siempre celoso de mis amores
cuando algo le ofende se queda quieto en señal de protesta
y si le llego a enfurecer, hará estallar las nubes con todas sus lágrimas

Escribo tu nombre, a ver si así apareces antes
de mientras me reconcilio con mi soledad
oh soledad, qué buena compañera y anfitriona de la noche
ha llegado el momento de que desaparezcas
pues mi estrella del sur ya baja a pie del mar para estar conmigo
mi estrella del sur, mi estrellada Nitta