LADO OSCURO

Jose Maria Mares Pulido (Jotaeme)

11 de Abril de 2006

Odio, odio a mí mismo hacia mi persona y mi ser
por ser tan desalmado y en mí no creer
soy frío dentro del frío de las últimas horas del día
oscuridad en los escondidos rincones de la alegría
mentira reflejada en el lado oscuro de la vida
trago indiferente de mi sangre servida

Desde mi sitio, mi refugio, sólo se puede oír ruido
estoy exiliado de la paz, ella se ha ido
poseído por la locura y el miedo a perder
por ser tan desalmado y en mí no creer
a mí el amor no llega, no puede acercarse
camina ante mí, me observa y parece olvidarse

Como impuro que soy, mi reflejo y sentir son ilusiones
dejo a la vista que lo mío son falsas pasiones
soy frío, mendigo de sentimientos que no se dejan ver
todo en la nada, nada en el todo, ya no sé en qué creer
mentira reflejada en el lado oscuro de la vida
trago indiferente de mi sangre servida

Con rabia escapo de ofensas que el destino me prepara
soy tan vulnerable que no engaño con la expresión de mi cara
no me ofendo por lo que digan sino por lo que no puedo hacer
de las burlas soy esclavo, y con ellas, bajo tierra me llego a perder
soy marioneta de la mala suerte, siempre caigo en la misma emboscada
dolido sin sentir, olvidado sin pensar, odiado por mi alma enamorada

No está dentro de mí, es evidente
se alejó de mí y nunca está presente
me dejó por no salir de mi sueño
quiso probar el cuerpo de otro dueño
en la madrugada de aquel repentino y odiado despertar
me apartó al lado oscuro sin decirme "me tengo que marchar"

Por ser tan desalmado y en mí no creer
el odio ocupa el vacío que dejó mi alma crecer
desgarra en mi cabeza la pesadilla de que siempre voy a caer
el silencio se hace tan eterno que en ruido lo siento en mi parecer
mentiras reflejadas en el lado oscuro de la vida
trago amargo de mi sangre saliente de una profunda herida